Blog

¿Cómo funciona la energía termosolar en la gestión de proyectos?

Cómo funcionar la energía termosolar

La preocupación por el medio ambiente es algo que afecta a todos los ámbitos de actividad. Hoy en día, un sector en el que el factor ambiental juega un papel importante es en el ámbito de la construcción y de las grandes obras arquitectónicas.

No se concibe diseñar un proyecto de construcción sin tener en cuenta el aspecto de respeto al entorno. De hecho, en la mayoría de las nuevas construcciones ya se consideran aspectos fundamentales como son la eficiencia energética de los edificios y construcciones y la reducción del impacto ambiental de cualquier obra o instalación.

Este respeto al medio ambiente se manifiesta en el propio proceso de construcción durante el cual se usan materiales respetuosos con el entorno y procesos de construcción que no afectan al medio ambiente. De igual forma, se considera la variable ambiental gracias a la construcción de obras que suponen un ahorro de energía y que minimizan las emisiones al exterior.

En los proyectos de obra de ingeniería básicos e integrales se tienen en cuenta estos aspectos a la hora de hacer el diseño de los proyectos. Una de las tendencias que se perciben en mayor medida es el uso de energías alternativas en la planificación y desarrollo de cualquier proyecto de ingeniería.

¿Cómo funciona la energía termosolar?

La energía termosolar es un tipo de energía alternativa que se usa en entornos industriales, así como en entornos residenciales o de grandes obras de ingeniería. La energía termosolar es un tipo de energía que aprovecha la energía del sol para generar calor.

Los usos que pueden darse a la energía termosolar son muy variados, y pueden ir desde calentar agua hasta cocinar o incluso para la producción de energía mecánica y, en consecuencia, para generar energía eléctrica. Esta energía solar térmica es más eficiente que la conocida como energía solar fotovoltaica que se usa únicamente para producir electricidad de forma directa. Esta es una diferencia entre la energía termosolar y fotovoltaica.

Hoy en día la capacidad de generar calor y energía de la energía termosolar ha aumentado considerablemente, de forma que es posible crear grandes proyectos basados en el uso de esta energía para hacer funcionar y proporcionar electricidad a grandes núcleos de población.

Un sistema termosolar está formado por varias partes:

Captador solar térmico

Se trata de una superficie de vidrio que capta la radiación solar y la transforma en energía térmica evitando que salga. Este tipo de captador solar térmico cuenta con varios elementos en su interior que son:

  • Cubierta transparente.
  • Superficie de absorción.
  • Material para aislar.
  • Tubos de circulación. Estos tubos pueden ser un circuito hidráulico o bien pueden transportar aire.

Una vez que la energía del sol llega a los paneles es absorbida por la superficie de absorción y es trasmitida al fluido o al aire que circula por su interior, dependiendo del tipo de panel que sea. Estos captadores deben estar orientados hacia el sur que es la mejor orientación para la captación de la energía y deberán llevar una inclinación que vendrá determinada por la latitud.

Acumulador

Los depósitos acumuladores permiten almacenar la energía que ha sido absorbida del sol y ponerla a disposición cuando haya una demanda de energía. Estos acumuladores son aparatos con capacidad y con un aislamiento suficiente para que la energía acumulada no se pierda.

Bombas de distribución o circulación de la energía

Se trata de un sistema que se encarga de hacer la distribución de la energía acumulada a través de diversas válvulas y circuitos.

Sistema de apoyo

En estas instalaciones es habitual que se incluya un sistema de apoyo para momentos en los que la energía acumulada no sea suficiente. En estos casos se usa un sistema convencional de calentamiento, sobre todo en épocas en las que la energía solar no es suficiente para poder generar la cantidad necesaria de energía termosolar.

Sin duda, pueden existir sistemas de generación de energía solar térmica mucho más complejos y con diferentes niveles de circulación de la energía, pero en cualquier caso se trata de un sistema complejo que aporte innumerables beneficios en las instalaciones en las que se implementan.

En la actualidad, cuando se lleva a cabo el diseño de un proyecto de ingeniería el uso de sistemas termosolares está muy presente; ya que supone un ahorro importante de energía y costes para los habitantes de los edificios o zonas donde funciona esta energía. Además, implica un mayor ahorro en el uso de energía tradicional y un menor impacto ambiental de las actividades.

Empresas de ingeniería como la nuestra incorporan la energía termosolar como parte de los proyectos de diseño y definición de instalaciones y construcciones, haciendo que se trate de proyectos con un bajo impacto ambiental y mucho más eficientes.

Si necesitas la redacción de cualquier tipo de proyecto, desde Ingeniería CA&CCA estaremos encantados de ayudarte. Ponte en contacto con nosotros y consigue los mejores resultados.

Back to top