Blog

Qué procedimientos debes seguir para la construcción de túneles

Construcción de túneles

La ingeniería civil es una de las disciplinas que mayor impacto tiene en nuestra calidad de vida, ya que su trabajo se refleja en majestuosas infraestructuras que combinan estética y funcionalidad de una manera impecable.

Entre esas grandes obras que todos disfrutamos están las relacionadas con la vialidad, que nos facilitan el transporte y la movilidad. Cabe mencionar carreteras, puentes, viaductos y la construcción de túneles.

¿Por qué construir túneles?

Construir túneles acorta considerablemente las distancias y hace más breves nuestros recorridos. Los túneles generalmente forman parte de un entramado vial mayor que se sirve de este recurso para abaratar costos y reducir distancias en los sistemas públicos o privados de transporte y movilidad, ya que evitan desvíos significativos en el curso de un recorrido.

Sin embargo, ante la posibilidad de considerar la construcción de túneles, lo primero es realizar el estudio de factibilidad basando su diagnóstico en la geología, los factores climáticos y la geomorfología del terreno a intervenir.

Después de determinar que el proyecto de túneles es viable, se seguirán una serie de pasos que se ejecutarán guiados por el proyecto de ingeniería que habrá que diseñar detalladamente para
garantizar el éxito y la finalización del mismo en los tiempos previstos.

¿Qué tener en cuenta para la construcción de túneles?

A la hora de llevar a cabo los procedimientos constructivos para la construcción de túneles se ha de tener en cuenta:

  • Comportamiento del terreno frente a las características y condiciones específicas del proyecto, sobre todo en cuanto a las consecuencias de la excavación.
  • Cumplimiento de los requerimientos socio-ambientales.
  • Necesidad de interrupción del tráfico automotor circundante.
  • Posibles consecuencias en cuanto a contaminación o cambios de la calidad del agua.
  • Efectos sobre estructuras vecinas.
  • Influencias sobre el paisaje circundante, flora, fauna.
  • Disposición de materiales producto de excavación y de los procesos constructivos propios del proyecto.
  • Evaluación de la actividad sísmica de la zona.
  • Nivel freático, porosidad del terreno y magnitud de posibles filtraciones de agua.

Son múltiples y de variada naturaleza los factores que un estudio preliminar debe considerar para acometer una obra de este tipo. Sin embargo, para todas las obras hay una serie de pasos a cumplir independientemente del método escogido. Estos pasos son los siguientes:

Excavación

Lo primero es la apertura y subsiguiente excavación del túnel. Para esto existen distintos métodos que han venido evolucionando para realizar esta tarea cada vez más eficientemente.

Se puede horadar la roca o formación montañosa por medios mecánicos, voladura o manualmente, contándose para cada modalidad con tecnología punta que permite un trabajo profesional. Dependiendo de la dureza del macizo a intervenir, conviene el uso de maquinarias o explosivos para reducir la roca.

Entre los medios mecánicos tenemos las máquinas excavadoras, que pueden clasificarse en rozadoras, tuneladoras y martillos de impacto, entre otras. Las más eficaces pueden resultar las tuneladoras o topos, pero son costosas –incluso fabricadas bajo pedido–, por lo que se justifican generalmente en un proyecto de túneles de largas distancias.

Por otra parte, el uso de voladuras se aplica a rocas cuyas durezas lo justifica. No obstante, se combina con métodos de perforación para la instalación del material explosivo siguiendo ciertos patrones establecidos para lograr una apertura controlada.

Se debe calcular de forma precisa la cantidad de explosivos, dirección, sistemas de detonación y diámetros de perforación necesarios para un resultado ajustado a lo proyectado.

Posteriormente a la voladura se realiza el saneamiento de la zona y el retiro del material desplazado. Cabe la posibilidad de hacer ajustes a medida que avanza la obra.

Proyecto de túneles

Impermeabilización

Este proceso es de suma importancia, ya que será lo que garantice la permanencia en el tiempo de la obra, porque las filtraciones atentan directamente contra la consistencia de los materiales que posteriormente se apliquen a modo de revestimiento.

Para impermeabilizar tanto la bóveda como los hastiales (paredes del túnel) se tienen varias opciones:

  • Si el agua hace presencia por la porosidad del terreno, se deberá impermeabilizar en toda la construcción subterránea, usando pinturas o mantos impermeabilizantes.
  • En el caso de zonas más saturadas, se debe desviar el agua para que no genere presiones en la estructura a través de drenajes.
  • En aguas subterráneas se usa una impermeabilización flexible, cerrada y resistente a la presión de dicha agua, que pueden ser membranas o láminas geotextiles impermeables e incluso morteros hidrófugos.

Revestimiento

El revestimiento del túnel le confiere consistencia a la bóveda y evita desplazamientos o deslaves indeseados en terrenos inestables o con poca consistencia, que puedan producirse debido a las perforaciones realizadas en la etapa de excavación.

Consolida la estructura a través del uso del hormigón proyectado o por medio de carros de encofrados metálicos hechos a medida. Estos pueden introducirse para confinar la bóveda y los hastiales, mientras se continúa la excavación e impermeabilización de los tramos restantes.

Obras civiles

La última etapa de la construcción de túneles y de cualquier proyecto de ingeniería es completar las obras civiles que ameritan la infraestructura realizada.

Señalizaciones, calzadas, iluminación, electrificación, instalación de sistemas de ventilación, contra incendios y de seguridad, son algunas de las labores que se realizan en esta última etapa, para entonces darle operatividad a la obra y ponerla en pleno funcionamiento.

Todas estas labores debe ser supervisadas estrictamente bajo el marco que ofrece el proyecto técnico, sin el cual no es posible llevar a cabo estas complejas tareas de ingeniería, respetando las normas establecidas.

La experiencia en este aspecto es importante, por lo que es recomendable la contratación de redacción de proyectos y asesoría técnica en direcciones de obra a empresas especializadas como es el caso de Ingeniería CA&CCA, que cuenta con un grupo de profesionales altamente calificados al servicio de proyectos de esta naturaleza.

Empresa de ingeniería en Valencia Caycca
Back to top