Blog

¿En qué consiste un estudio de impacto acústico?

Qué es un estudio de impacto acústico

La puesta en marcha de cualquier obra o actividad puede llevar consigo el transporte de materiales, el paso de constante de vehículos, el trabajo con máquinas, etc. Un impacto acústico que puede afectar al entorno en el que se desarrolla la actividad.

Por ello, antes de llevar a cabo cualquier proyecto, es necesario realizar un diagnóstico del entorno. Éste se realiza a través de un documento denominado estudio de impacto acústico, en el que se evalúa el impacto en la flora y la fauna, y cómo la elaboración de cualquier actividad modifica ese ambiente.

En el estudio de impacto acústico se identifica el tipo de obra, los materiales que se utilizarán, los procesos de construcción, el mantenimiento y los recursos tecnológicos que se usarán. Todo ello con el fin de establecer responsabilidades con el medio ambiente y con las instituciones que establecen las normas.

De acuerdo con las legislaciones, las actividades que están obligadas a presentar un estudio de impacto acústico son numerosas. Entre ellas se encuentran talleres mecánicos, estaciones de servicio y gasolineras, carpinterías, hoteles, albergues, casas rurales, fincas, gestión de residuos, entre otras.

Sin embargo, cada ayuntamiento tiene su propio reglamento y lo ideal es que se contrate a una empresa especializada como Ingeniería CA&CCA para realizar el informe, ya que como expertos estamos al corriente de las regulaciones con las que se debe cumplir y soluciones en caso de dificultades.

¿Qué es un estudio de impacto acústico?

Un estudio de impacto acústico consiste en una evaluación de los efectos del ruido de una actividad con su entorno, basándose en las regulaciones y el medio ambiente. En éste se valoran los problemas relacionados con la acústica.

Hoy en día, el hombre se preocupa más por el planeta y el medio ambiente y, el ruido forma parte de esos detalles a cuidar debido a que la protección acústica ayuda a preservar el planeta y sus especies.

Años atrás, el impacto acústico era medible pero difícil de resolver. Ahora, gracias a la tecnología y al interés del ser humano, existen planes y gestiones que se pueden realizar con el fin de controlar el ruido y contribuir con un entorno agradable. Cualquier proyecto y actividad genera sonidos; bien sea durante su construcción o ya terminada.

Estudios señalan que la contaminación sónica trae consecuencias físicas y psicológicas a los individuos. Entre sus afecciones se encuentran: trauma acústico, ruidos y dolor en el oído, cefalea, irritabilidad, estrés, hipertensión arterial, fatiga, ansiedad e insomnio.

Por eso se hacen tan necesarias las regulaciones y estos estudios. Dentro de los renglones establecidos se encuentran las vibraciones, el ruido y el tráfico.

Estructura de un estudio de impacto acústico

Hay diversas legislaciones que regulan este informe. Sin embargo, un estudio de impacto acústico estará compuesto básicamente de cuatro partes a la hora de su elaboración, que son los siguientes:

Análisis acústico de la zona

Cada zona tiene su particularidad y esto se debe analizar. Para ello, se debe describir la región, objetivos de la capacidad acústica y valores límites. Hay que tener en cuenta que si es una localidad residencial su sensibilidad acústica será mayor a otra que es industrial o utilizada para fines recreativos.

En ocasiones, hay zonas que no tienen un mapa de zonificación acústica. Si se llegara a presentar este caso, se puede hacer una propuesta para contribuir así a una mejor protección del medio ambiente.

Análisis acústico de la actividad

Consiste en la descripción detallada de la actividad. Esto incluirá mediciones sonoras, bien sean vibratorias o no, y horario de funcionamiento. También se incluirá un examen del sonido que se genera en instalaciones adyacentes, con su estimación del nivel de ruido que produce tanto a nivel interior como al exterior de sus infraestructuras.

Todo esto busca hacer un diagnóstico actual de cuánto ruido se genera en determinada zona a través de mediciones o simulación.

Evaluación del impacto

Una vez obtenidos los estudios acústicos de la región y sus niveles acústicos actuales, y unidos al análisis de la actividad, se podrá calcular el efecto que tendrá un proyecto en el futuro. Este aspecto es muy importante, ya que a través de este método se puede predecir si la tarea es afín con su entorno.

Si llegara a presentarse el escenario de incompatibilidad, gracias a esta evaluación se pueden determinar medidas preventivas, protectoras y ajustes que aminoren el efecto negativo y cumplan con los valores límites.

Definición de medidas

La adopción de medidas es fundamental para garantizar la efectividad de un buen ambiente sonoro. Si bien los pasos anteriores eran de análisis, esta es la etapa de la acción.

Realizar este estudio con expertos garantiza que se tomen las decisiones que más se adapten y convengan no solo a la obra, sino también al entorno y al ambiente.

No cabe duda de que cuantificar el impacto acústico es una medida necesaria para cuidar al medio ambiente, al hombre y su desarrollo. Cada nueva infraestructura y actividad busca generar un beneficio para la sociedad, por lo que ser conscientes del entorno aumentará los niveles de éxito y sostenibilidad de cualquier proyecto.

¿Te gustaría analizar el impacto acústico de un proyecto? Contáctanos e inicia tu proyecto.

Empresa de ingeniería en Valencia Caycca
Back to top